Un coleccionista pierde medio millón de dólares en juegos; su origen tiró la colección