El CEO de Microsoft asegura que la compañía está ‘muy centrada en los videojuegos’